Información

1.4.19.16: Preservación de la biodiversidad - Biología

1.4.19.16: Preservación de la biodiversidad - Biología



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Objetivos de aprendizaje

  • Identificar métodos modernos para preservar la biodiversidad.

La preservación de la biodiversidad es un desafío extraordinario que debe afrontarse mediante una mayor comprensión de la biodiversidad en sí, cambios en el comportamiento y las creencias humanas y diversas estrategias de conservación.

Midiendo la biodiversidad

La tecnología de la genética molecular y el procesamiento y almacenamiento de datos está madurando hasta el punto en que catalogar las especies del planeta de una manera accesible es casi factible. Código de barras de ADN es un método de genética molecular, que aprovecha la rápida evolución de un gen mitocondrial presente en eucariotas, a excepción de las plantas, para identificar especies utilizando la secuencia de porciones del gen. Las plantas pueden tener códigos de barras utilizando una combinación de genes de cloroplasto. Las máquinas de secuenciación en masa rápida hacen que la parte de la genética molecular del trabajo sea relativamente barata y rápida. Los recursos informáticos almacenan y ponen a disposición grandes volúmenes de datos. Actualmente se están llevando a cabo proyectos para utilizar códigos de barras de ADN para catalogar especímenes de museos, que ya han sido nombrados y estudiados, así como para probar el método en grupos menos estudiados. A mediados de 2012, se habían codificado con barras cerca de 150.000 especies nombradas. Los primeros estudios sugieren que hay un número significativo de especies no descritas que se parecían demasiado a especies hermanas para ser reconocidas previamente como diferentes. Estos ahora se pueden identificar con códigos de barras de ADN.

Numerosas bases de datos informáticas ahora proporcionan información sobre especies nombradas y un marco para agregar nuevas especies. Sin embargo, como ya se señaló, al ritmo actual de descripción de nuevas especies, pasarán cerca de 500 años antes de que se conozca el catálogo completo de vida. Muchas, quizás la mayoría, de las especies del planeta no tienen tanto tiempo.

También está el problema de comprender qué especies conocidas por la ciencia están amenazadas y en qué medida están amenazadas. Esta tarea la lleva a cabo la organización sin fines de lucro UICN que, como se mencionó anteriormente, mantiene la Lista Roja, una lista en línea de especies en peligro categorizadas por taxonomía, tipo de amenaza y otros criterios (Figura 1). La Lista Roja está respaldada por investigaciones científicas. En 2011, la lista contenía 61.000 especies, todas con documentación de respaldo.

Pregunta de práctica

¿Cuál de las siguientes afirmaciones no es compatible con este gráfico?

  1. Hay peces más vulnerables que los peces en peligro crítico y en peligro combinados.
  2. Hay más anfibios en peligro crítico que reptiles vulnerables, en peligro y en peligro crítico combinados.
  3. Dentro de cada grupo, hay más especies en peligro crítico que especies vulnerables.
  4. Un mayor porcentaje de especies de aves está en peligro crítico de extinción que las especies de moluscos.

[revel-answer q = ”687830 ″] Mostrar respuesta [/ revel-answer]
[hidden-answer a = ”687830 ″] La declaración c no es compatible con el gráfico. [/ hidden-answer]

Cambiar el comportamiento humano

Se ha promulgado legislación en todo el mundo para proteger las especies. La legislación incluye tratados internacionales, así como leyes nacionales y estatales. El tratado de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) entró en vigor en 1975. El tratado, y la legislación nacional que lo respalda, proporciona un marco legal para evitar que aproximadamente 33.000 especies incluidas en la lista sean transportadas entre naciones ' fronteras, protegiéndolos así de ser capturados o asesinados cuando el comercio internacional está involucrado. El tratado tiene un alcance limitado porque solo se ocupa del movimiento internacional de organismos o sus partes. También está limitado por la capacidad o la voluntad de varios países para hacer cumplir el tratado y la legislación de apoyo. El comercio ilegal de organismos y sus partes es probablemente un mercado de cientos de millones de dólares. El comercio ilegal de vida silvestre es monitoreado por otra organización sin fines de lucro: Análisis de registros comerciales de flora y fauna en el comercio (TRAFFIC).

En muchos países existen leyes que protegen las especies en peligro de extinción y regulan la caza y la pesca. En los Estados Unidos, la Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA) fue promulgada en 1973. La ley enumera las especies en riesgo; El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. está obligado por ley a desarrollar planes de gestión que protejan las especies incluidas en la lista y las devuelvan a números sostenibles. La Ley, y otras similares en otros países, es una herramienta útil, pero sufre porque a menudo es difícil incluir una especie en la lista o tener un plan de gestión eficaz una vez que se incluye en la lista. Además, las especies pueden ser eliminadas de la lista de manera controvertida sin que necesariamente hayan tenido un cambio en su situación. Más fundamentalmente, el enfoque para proteger especies individuales en lugar de ecosistemas completos es ineficiente y centra los esfuerzos en unas pocas especies muy visibles y a menudo carismáticas, quizás a expensas de otras especies que quedan desprotegidas. Al mismo tiempo, la Ley tiene una disposición de hábitat crítico descrita en el mecanismo de recuperación que puede beneficiar a especies distintas de la destinada a la gestión.

La Ley del Tratado de Aves Migratorias (MBTA) es un acuerdo entre los Estados Unidos y Canadá que se convirtió en ley en 1918 en respuesta a la disminución de las especies de aves de América del Norte causada por la caza. La ley ahora enumera más de 800 especies protegidas. Prohíbe molestar o matar a las especies protegidas o distribuir sus partes (gran parte de la caza de aves en el pasado era por sus plumas).

La respuesta internacional al calentamiento global ha sido mixta. El Protocolo de Kioto, un acuerdo internacional que surgió de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que comprometía a los países a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para 2012, fue ratificado por algunos países, pero rechazado por otros. Dos países importantes en términos de su impacto potencial que no ratificaron el Protocolo de Kyoto fueron Estados Unidos y China. Estados Unidos lo rechazó como resultado de una poderosa industria de combustibles fósiles y China debido a la preocupación de que sofocaría el crecimiento de la nación. Algunos países lograron y superaron algunos objetivos de reducción de gases de efecto invernadero, pero en todo el mundo, el esfuerzo por limitar la producción de gases de efecto invernadero no está teniendo éxito. El reemplazo previsto para el Protocolo de Kioto no se ha materializado porque los gobiernos no pueden ponerse de acuerdo sobre los plazos y los puntos de referencia. Mientras tanto, los científicos del clima predicen que los costos resultantes para las sociedades humanas y la biodiversidad serán altos.

Como ya se mencionó, el sector privado sin fines de lucro juega un papel importante en el esfuerzo de conservación tanto en América del Norte como en todo el mundo. Los enfoques van desde organizaciones específicas de especies hasta la UICN y TRAFFIC, que se enfocan ampliamente. The Nature Conservancy adopta un enfoque novedoso. Compra tierras y las protege en un intento de establecer reservas para los ecosistemas. En última instancia, el comportamiento humano cambiará cuando cambien los valores humanos. En la actualidad, la creciente urbanización de la población humana es una fuerza que plantea desafíos a la valoración de la biodiversidad.

Conservación en Reservas

El establecimiento de reservas de vida silvestre y ecosistemas es una de las herramientas clave en los esfuerzos de conservación. Una reserva es un área de tierra reservada con diversos grados de protección para los organismos que existen dentro de los límites de la reserva. Las reservas pueden ser efectivas a corto plazo para proteger tanto las especies como los ecosistemas, pero enfrentan desafíos que los científicos aún están explorando para fortalecer su viabilidad como soluciones a largo plazo.

¿Cuánta área conservar?

Debido a la forma en que se asignan las tierras protegidas (tienden a contener recursos económicamente menos valiosos en lugar de reservarse específicamente para las especies o ecosistemas en riesgo) y la forma en que se distribuye la biodiversidad, determinando un porcentaje objetivo de hábitat terrestre o marino que debería ser protegido para mantener los niveles de biodiversidad es un desafío. El Congreso Mundial de Parques de la UICN estimó que el 11,5 por ciento de la superficie terrestre de la Tierra estaba cubierta por reservas de varios tipos en 2003. Esta área es mayor que las metas anteriores; sin embargo, solo representa 9 de los 14 biomas principales reconocidos. Las investigaciones han demostrado que el 12 por ciento de todas las especies viven solo fuera de las reservas; estos porcentajes son mucho más altos cuando solo se consideran especies amenazadas y conservas de alta calidad. Por ejemplo, las conservas de alta calidad incluyen solo alrededor del 50 por ciento de las especies de anfibios amenazadas. La conclusión debe ser que o el porcentaje de área protegida debe aumentar, o el porcentaje de conservas de alta calidad debe aumentar, o las reservas deben enfocarse con mayor atención a la protección de la biodiversidad. Los investigadores argumentan que se requiere más atención a esta última solución.

Conservar el diseño

Ha habido una extensa investigación sobre diseños de preservación óptimos para mantener la biodiversidad. El principio fundamental detrás de gran parte de la investigación ha sido el trabajo teórico seminal de Robert H. MacArthur y Edward O. Wilson publicado en 1967 sobre la biogeografía de las islas.[1] Este trabajo buscó comprender los factores que afectan la biodiversidad en las islas. La conclusión fundamental fue que la biodiversidad en una isla estaba en función del origen de las especies a través de la migración, la especiación y la extinción en esa isla. Es más difícil llegar a las islas más alejadas del continente, por lo que la migración es menor y el número de especies de equilibrio es menor. Dentro de las poblaciones de las islas, la evidencia sugiere que el número de especies aumenta gradualmente hasta un nivel similar al número en el continente desde el cual se sospecha que la especie ha migrado. Además, las islas más pequeñas son más difíciles de encontrar, por lo que sus tasas de inmigración de nuevas especies son más bajas. Las islas más pequeñas también son menos diversas geográficamente, por lo que hay menos nichos para promover la especiación. Y finalmente, las islas más pequeñas albergan poblaciones más pequeñas, por lo que la probabilidad de extinción es mayor.

A medida que las islas se hacen más grandes, el número de especies se acelera, aunque el efecto del área de la isla en el número de especies no es una correlación directa. Las reservas de conservación pueden verse como "islas" de hábitat dentro de "un océano" de no hábitat. Para que una especie persista en una reserva, la reserva debe ser lo suficientemente grande. El tamaño crítico depende, en parte, del área de distribución característica de la especie. Una reserva para lobos, que se extiende a lo largo de cientos de kilómetros, debe ser mucho más grande que una reserva para mariposas, que podría estar dentro de los diez kilómetros durante su vida. Pero las reservas más grandes tienen más área central de hábitat óptimo para especies individuales, tienen más nichos para albergar más especies y atraen a más especies porque se pueden encontrar y alcanzar más fácilmente.

Las reservas funcionan mejor cuando hay zonas de amortiguamiento a su alrededor de hábitat subóptimo. El amortiguador permite a los organismos salir de los límites de la reserva sin consecuencias negativas inmediatas de la depredación o la falta de recursos. Una reserva grande es mejor que la misma área de varias reservas más pequeñas porque hay más hábitat central que no se ve afectado por los bordes. Por esta misma razón, las conservas en forma de cuadrado o círculo serán mejores que una preservación con muchos "brazos" delgados. Si las reservas deben ser más pequeñas, entonces proporcionar corredores de vida silvestre entre ellas para que los individuos y sus genes puedan moverse entre las reservas, por ejemplo a lo largo de ríos y arroyos, hará que las reservas más pequeñas se comporten más como una grande. Todos estos factores se tienen en cuenta al planificar la naturaleza de una reserva antes de reservar la tierra.

Además de las especificaciones físicas, biológicas y ecológicas de una reserva, existe una variedad de especificaciones de políticas, legislativas y de cumplimiento relacionadas con los usos de la reserva para funciones distintas a la protección de especies. Estos pueden incluir cualquier cosa, desde extracción de madera, extracción de minerales, caza regulada, habitación humana y recreación humana no destructiva. Muchas de estas decisiones de política se basan en presiones políticas más que en consideraciones de conservación. En algunos casos, las políticas de protección de la vida silvestre han sido tan estrictas que las poblaciones indígenas que viven de subsistencia se han visto obligadas a abandonar tierras ancestrales que estaban dentro de una reserva. En otros casos, incluso si una reserva está diseñada para proteger la vida silvestre, si las protecciones no se cumplen o no se pueden hacer cumplir, el estado de la reserva tendrá poco significado frente a la caza furtiva ilegal y la extracción de madera. Este es un problema generalizado con las reservas en áreas de los trópicos.

Limitaciones de las conservas

Algunas de las limitaciones de las reservas como herramientas de conservación son evidentes a partir de la discusión sobre el diseño de las reservas. Las presiones políticas y económicas suelen hacer que las reservas sean más pequeñas, nunca más grandes, por lo que dejar de lado áreas que son lo suficientemente grandes es difícil. Si el área reservada es lo suficientemente grande, es posible que no haya suficiente área para crear una zona de amortiguación alrededor de la reserva. En este caso, un área en los bordes exteriores de la reserva inevitablemente se convierte en un hábitat subóptimo más riesgoso para las especies de la reserva. El cumplimiento de las protecciones también es un tema importante en países sin los recursos o la voluntad política para prevenir la caza furtiva y la extracción ilegal de recursos.

El cambio climático creará problemas inevitables con la ubicación de las reservas. Las especies dentro de ellos migrarán a latitudes más altas a medida que el hábitat de la reserva se vuelva menos favorable. Los científicos están planificando los efectos del calentamiento global en las reservas futuras y se esfuerzan por predecir la necesidad de nuevas reservas para adaptarse a los cambios anticipados en los hábitats; sin embargo, la efectividad final es tenue ya que estos esfuerzos se basan en predicciones.

Finalmente, se puede argumentar que las reservas de conservación refuerzan la percepción cultural de que los humanos están separados de la naturaleza, pueden existir fuera de ella y solo pueden operar de manera que dañen la biodiversidad. La creación de reservas reduce la presión sobre las actividades humanas fuera de las reservas para que sean sostenibles y no dañen la biodiversidad. En última instancia, las presiones políticas, económicas y demográficas humanas degradarán y reducirán el tamaño de las reservas de conservación si las actividades fuera de ellas no se alteran para que sean menos dañinas para la biodiversidad.

En el sitio web se puede encontrar un sistema de datos global interactivo de áreas protegidas. Revise los datos sobre áreas protegidas individuales por ubicación o estudie estadísticas sobre áreas protegidas por país o región.

Restauración del hábitat

La restauración del hábitat es muy prometedora como mecanismo para restaurar y mantener la biodiversidad. Por supuesto, una vez que una especie se ha extinguido, su restauración es imposible. Sin embargo, la restauración puede mejorar la biodiversidad de los ecosistemas degradados. La reintroducción de los lobos, uno de los principales depredadores, en el Parque Nacional de Yellowstone en 1995 provocó cambios drásticos en el ecosistema que aumentaron la biodiversidad. Los lobos (Figura 2) funcionan para suprimir las poblaciones de alces y coyotes y proporcionar recursos más abundantes al gremio de carroñeros. La reducción de las poblaciones de alces ha permitido la revegetación de áreas ribereñas, lo que ha aumentado la diversidad de especies en ese hábitat. La disminución de la población de coyotes ha aumentado las poblaciones de especies que anteriormente fueron suprimidas por este depredador. El número de especies de carroñeros ha aumentado debido a las actividades depredadoras de los lobos. En este hábitat, el lobo es una especie clave, es decir, una especie que es fundamental para mantener la diversidad en un ecosistema. Eliminar una especie clave de una comunidad ecológica puede provocar un colapso en la diversidad. Los resultados del experimento de Yellowstone sugieren que la restauración de una especie clave puede tener el efecto de restaurar la biodiversidad en la comunidad. Los ecologistas han abogado por la identificación de especies clave siempre que sea posible y por centrar los esfuerzos de protección en esas especies; del mismo modo, también tiene sentido intentar devolverlos a su ecosistema si han sido eliminados.

Otros experimentos de restauración a gran escala que se están llevando a cabo involucran la remoción de presas. En los Estados Unidos, desde mediados de la década de 1980, se está considerando la remoción de muchas represas viejas en lugar de su reemplazo debido a las creencias cambiantes sobre el valor ecológico de los ríos que fluyen libremente y porque muchas represas ya no brindan los beneficios y las funciones que tenían cuando fueron construidos por primera vez. Los beneficios medidos de la remoción de presas incluyen la restauración de los niveles de agua que fluctúan naturalmente (el propósito de las presas es frecuentemente reducir la variación en los caudales de los ríos), lo que conduce a una mayor diversidad de peces y una mejor calidad del agua. En el noroeste del Pacífico, se espera que los proyectos de remoción de represas aumenten las poblaciones de salmón, que se considera una especie clave porque transporta nutrientes clave a los ecosistemas del interior durante sus migraciones anuales de desove. En otras regiones como la costa atlántica, la remoción de presas ha permitido el regreso de especies de peces anádromos en desove (especies que nacen en agua dulce, viven la mayor parte de su vida en agua salada y regresan al agua dulce para desovar). Algunos de los proyectos de remoción de presas más grandes aún no se han realizado o han sucedido demasiado recientemente para que se puedan medir las consecuencias. Los experimentos ecológicos a gran escala que constituyen estos proyectos de remoción proporcionarán datos valiosos para otros proyectos de represas programados para remoción o construcción.

El papel de la cría en cautividad

Los zoológicos han tratado de desempeñar un papel en los esfuerzos de conservación tanto a través de programas de cría en cautividad como de educación. La transformación de las misiones de los zoológicos de instalaciones de colección y exhibición a organizaciones que se dedican a la conservación está en curso. En general, se ha reconocido que, excepto en algunos casos específicos, los programas de cría en cautividad para especies en peligro de extinción son ineficaces y, a menudo, propensos a fallar cuando las especies se reintroducen en el medio silvestre. Las instalaciones del zoológico son demasiado limitadas para contemplar programas de cría en cautividad para la cantidad de especies que ahora están en riesgo. La educación es otro impacto positivo potencial de los zoológicos en los esfuerzos de conservación, particularmente dada la tendencia global a la urbanización y la consiguiente reducción de los contactos entre las personas y la vida silvestre. Se han realizado varios estudios para observar la eficacia de los zoológicos en las actitudes y acciones de las personas con respecto a la conservación; en la actualidad, los resultados tienden a ser mixtos.

Objetivos de aprendizaje

Los nuevos métodos tecnológicos, como el código de barras de ADN y el procesamiento y la accesibilidad de la información, están facilitando la catalogación de la biodiversidad del planeta. También existe un marco legislativo para la protección de la biodiversidad. Los tratados internacionales como CITES regulan el transporte de especies en peligro de extinción a través de fronteras internacionales. La legislación de los países individuales que protegen las especies y los acuerdos sobre el calentamiento global han tenido un éxito limitado; En la actualidad, no existe un acuerdo internacional sobre objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero. En los Estados Unidos, la Ley de Especies en Peligro protege las especies incluidas en la lista, pero se ve obstaculizada por dificultades de procedimiento y un enfoque en especies individuales. La Ley de Aves Migratorias es un acuerdo entre Canadá y Estados Unidos para proteger a las aves migratorias. El sector sin fines de lucro también es muy activo en los esfuerzos de conservación en una variedad de formas.

Las reservas de conservación son una herramienta importante en la protección de la biodiversidad. Actualmente, el 11 por ciento de la superficie terrestre de la Tierra está protegida de alguna manera. La ciencia de la biogeografía de las islas ha informado el diseño óptimo de las reservas; sin embargo, las reservas tienen limitaciones impuestas por fuerzas políticas y económicas. Además, el cambio climático limitará la eficacia de las reservas en el futuro. Una desventaja de las reservas es que pueden reducir la presión sobre las sociedades humanas para que funcionen de manera más sostenible fuera de las reservas.

La restauración del hábitat tiene el potencial de restaurar los ecosistemas a los niveles anteriores de biodiversidad antes de que las especies se extingan. Los ejemplos de restauración incluyen la reintroducción de especies clave y la eliminación de presas en los ríos. Los zoológicos han intentado desempeñar un papel más activo en la conservación y pueden tener un papel limitado en los programas de cría en cautividad. Los zoológicos también pueden tener un papel útil en la educación.



Midiendo la biodiversidad

La tecnología de la genética molecular y el procesamiento y almacenamiento de datos está madurando hasta el punto en que catalogar las especies del planeta de una manera accesible es casi factible. El código de barras de ADN es un método genético molecular, que aprovecha la rápida evolución de un gen mitocondrial presente en eucariotas, con excepción de las plantas, para identificar especies utilizando la secuencia de porciones del gen. Las plantas pueden tener códigos de barras utilizando una combinación de genes de cloroplasto. Las máquinas de secuenciación en masa rápida hacen que la parte de la genética molecular del trabajo sea relativamente barata y rápida. Los recursos informáticos almacenan y ponen a disposición grandes volúmenes de datos. Actualmente se están llevando a cabo proyectos para utilizar códigos de barras de ADN para catalogar especímenes de museos, que ya han sido nombrados y estudiados, así como para probar el método en grupos menos estudiados. A mediados de 2012, se habían codificado con barras cerca de 150.000 especies nombradas. Los primeros estudios sugieren que hay un número significativo de especies no descritas que se parecían demasiado a especies hermanas para ser reconocidas previamente como diferentes. Estos ahora se pueden identificar con códigos de barras de ADN.

Numerosas bases de datos informáticas ahora proporcionan información sobre especies nombradas y un marco para agregar nuevas especies. Sin embargo, como ya se señaló, al ritmo actual de descripción de nuevas especies, pasarán cerca de 500 años antes de que se conozca el catálogo completo de vida. Muchas, quizás la mayoría, de las especies del planeta no tienen tanto tiempo.

También está el problema de comprender qué especies conocidas por la ciencia están amenazadas y en qué medida están amenazadas. Esta tarea la lleva a cabo la organización sin fines de lucro UICN que, como se mencionó anteriormente, mantiene la Lista Roja, una lista en línea de especies en peligro categorizadas por taxonomía, tipo de amenaza y otros criterios ([Figura 1]). La Lista Roja está respaldada por investigaciones científicas. En 2011, la lista contenía 61.000 especies, todas con documentación de respaldo.

Conexión de arte

Figura 1: Este gráfico muestra el porcentaje de varias especies animales, por grupo, en la Lista Roja de la UICN en 2007.

¿Cuál de las siguientes afirmaciones no es compatible con este gráfico?

  1. Hay peces más vulnerables que los peces en peligro crítico y en peligro combinados.
  2. Hay más anfibios en peligro crítico que reptiles vulnerables, en peligro y en peligro crítico combinados.
  3. Dentro de cada grupo, hay más especies en peligro crítico que especies vulnerables.
  4. Un mayor porcentaje de especies de aves está en peligro crítico de extinción que las especies de moluscos.


Motivaciones para conservar la biodiversidad urbana

En una época de creciente urbanización, el valor fundamental de conservar la biodiversidad urbana sigue siendo controvertido. ¿Cuánto de un presupuesto fijo debería gastarse en conservación en paisajes urbanos versus no urbanos? La respuesta debería depender de los objetivos que impulsan nuestras acciones de conservación, sin embargo, los defensores de la conservación urbana a menudo no especifican la motivación para proteger la biodiversidad urbana. Esta es una deficiencia importante en varios frentes, incluida la oportunidad perdida de hacer un atractivo más fuerte para aquellos que creen que la biología de la conservación debería centrarse exclusivamente en paisajes más naturales y salvajes. Argumentamos que las áreas urbanas ofrecen un lugar importante para la biología de la conservación, pero que debemos mejorar a la hora de elegir y articular nuestros objetivos. Exploramos siete posibles motivaciones para la conservación de la biodiversidad urbana: preservar la biodiversidad local, crear trampolines hacia el hábitat no urbano, comprender y facilitar respuestas al cambio ambiental, realizar educación ambiental, brindar servicios ecosistémicos, cumplir con las responsabilidades éticas y mejorar el bienestar humano. Para lograr todos estos objetivos, se deben enfrentar desafíos que son comunes al entorno urbano, como la contaminación localizada, la alteración de la estructura del ecosistema y la disponibilidad limitada de tierra. Sin embargo, también existen desafíos específicos solo para objetivos particulares, lo que significa que diferentes objetivos requerirán diferentes enfoques y acciones. Esto resalta la importancia de especificar las motivaciones detrás de la conservación de la biodiversidad urbana. Si se desconocen los objetivos, no se puede evaluar el progreso.


CONEXIÓN VISUAL

Figura 1: Este gráfico muestra el porcentaje de varias especies animales, por grupo, en la Lista Roja de la UICN en 2007.

¿Cuál de las siguientes afirmaciones no es compatible con este gráfico?

  1. Hay peces más vulnerables que los peces en peligro crítico y en peligro combinados.
  2. Hay más anfibios en peligro crítico que reptiles vulnerables, en peligro y en peligro crítico combinados.
  3. Dentro de cada grupo, hay más especies en peligro crítico que especies vulnerables.
  4. Un mayor porcentaje de especies de aves está en peligro crítico de extinción que las especies de moluscos.


Respuesta:
La declaración c no es compatible con este gráfico.


Esta organización es conocida por crear nuevas ideas y programas que se han convertido en excelentes ejemplos de programas de conservación. Un ejemplo de tales propósitos incluye la creación de áreas protegidas como los Parques Nacionales Kruger Serengeti, que preservan la vida silvestre y el ecosistema.

Esta organización internacional es la más antigua del mundo. Su trabajo es valorar la naturaleza, asegurarse de que se utilice de manera efectiva principalmente como una solución a los desafíos alimentarios y climáticos en todo el mundo.


Ehrlich, P. R. Uso de energía y pérdida de biodiversidad. Phil. Trans. R. Soc. Lond. B 344, 99–104 ( 1994).

Myers, N. Dos desafíos clave para la biodiversidad: discontinuidades y sinergias. Contras de la biodiversidad 5, 1025–1034 (1996).

Pimm, S. L., Russell, G. J., Gittleman, J. L. & amp Brooks, T. M. El futuro de la biodiversidad. Ciencias 269, 347–350 (1995).

Wilson, E. O. La diversidad de la vida (Belknap, Cambridge, Massachusetts, 1992).

Myers, N. Biotas amenazadas: "puntos calientes" en los bosques tropicales. Ambientalista 8, 187–208 (1988).

Myers, N. El desafío de la biodiversidad: análisis ampliado de hotspots. Ambientalista 10, 243–256 ( 1990).

Pressey, R. L., Humphries, C. J., Margules, C. R., Vane-Wright, R. I. & amp Williams, P. H. Más allá del oportunismo: principios clave para la selección sistemática de reservas. Tendencias Ecol. Evol. 8, 124–128 (1993).

Prendergast, J. R., Quinn, R. M. y Lawton, J. H. Las brechas entre la teoría y la práctica en la selección de reservas naturales. Contras. Biol. 13, 484– 492 (1999).

Ginsberg, J. Prioridades de conservación globales. Contras. Biol. 13, 5 (1999).

Dobson, A. P., Rodríguez, J. P., Roberts, W. M. & amp Wilcove, D. S. Distribución geográfica de especies en peligro de extinción en los Estados Unidos. Ciencias 275, 550–553 ( 1997).

Reid, W. V. Puntos críticos de biodiversidad. Tendencias Ecol. Evol. 13, 275–280 (1998).

Prendergast, J. R., Quinn, R. M., Lawton, J. H., Eversham, B. C. & amp Gibbons, D. W. Especies raras, la coincidencia de puntos críticos de diversidad y estrategias de conservación. Naturaleza 365, 335–337 (1993).

Williams, P. et al. Una comparación de puntos críticos de riqueza, puntos críticos de rareza y áreas complementarias para conservar la diversidad de aves británicas. Contras. Biol. 10, 155–174 (1996).

Vane-Wright, R. I., Humphries, C. J. & amp Williams, P. H. ¿Qué proteger? La sistemática y la agonía de la elección. Biol. Contras. 55, 235– 254 (1991).

Williams, P. H., Humphries, C. J. y Vane-Wright, R. I. Medición de la biodiversidad: relación taxonómica para las prioridades de conservación. Aust. Syst. Bot. 4, 665–679 (1991).

Mittermeier, R. A., Myers, N., Gil, P. R. y Mittermeier, C. G. Hotspots: las ecorregiones terrestres biológicamente más ricas y en mayor peligro de extinción de la Tierra (Cemex, Conservación Internacional y Agrupación Sierra Madre, Monterrey, México, 1999).

Davis, S., Heywood, V. H. y Hamilton, A. C. (eds) Centros de diversidad vegetal (tres volúmenes) (Fondo Mundial para la Naturaleza y Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales, Gland, Suiza, 1994-1997).

Groombridge, B. (ed.) Biodiversidad global (Chapman y Hall, Londres, 1992).

Heywood, V. H. (ed.) Evaluación de la biodiversidad mundial (Cambridge Univ. Press, Cambridge, 1995).

Prance, G. T., Beent J. H., Dransfield, J. y Johns, R. La flora tropical permanece sin recolectar (Publicaciones científicas del Jardín Botánico de Missouri, St. Louis, Missouri, en la prensa).

Nowak, R. Mamíferos del mundo de Walker (Prensa de la Universidad Johns Hopkins, Baltimore, Maryland, 1999).

Sibley, C. G. y Monroe, B. L. Distribución y taxonomía de las aves del mundo (Prensa de la Universidad de Yale, New Haven, Connecticut, 1990).

Uetz, P. & amp Etzold, T. La base de datos de reptiles EMBL / EBI. Herpetol. Rvdo. 27, 175 (1996).

Glaw, F. & amp Kohler, J. La diversidad de especies de anfibios supera a la de los mamíferos. Herpetol. Rvdo. 29, 11– 12 (1998).

Eschmeyer, W. M. Catálogo de peces (Academia de Ciencias de California, San Francisco, 1998).

Janzen, D. H. Cómo ser un higo. Annu. Rev. Ecol. Systemat. 10, 13–51 (1979).

Farrell, B. D. ‘Desordinate Fondness’ explicó: ¿por qué hay tantos escarabajos? Ciencias 281, 555–557 (1998).

Gaston, K. J. Números regionales de especies de insectos y plantas. Funct. Ecol. 6, 243–247 (1991).

Strong, D. R., Lawton, J. H. y Southwood, T. R. E. Insectos en plantas: patrones y mecanismos comunitarios (Blackwell, Oxford, 1984).

Precio, P. W. Ecología de insectos 3ª edición (Wiley, Nueva York, 1997).

Balmford A. & amp Long, A. Análisis entre países de la congruencia de la biodiversidad con los esfuerzos actuales de conservación en los trópicos. Contras. Biol. 9, 1539–1547 ( 1996).

Williams, P. H., Gaston, K. & amp Humphries, C. J. Mapeo del valor de la biodiversidad en todo el mundo: combinación de la riqueza de taxones superiores de diferentes grupos. Proc. R. Soc. Lond. B 264, 141–148 (1997).

MacArthur, R. H. y Wilson, E. O. La teoría de la biogeografía insular (Princeton Univ. Press, Princeton, 1967).

Brooks, T. & amp Balmford, A. Extinciones del bosque atlántico. Naturaleza 380, 115 (1996).

Brooks, T., Pimm, S. L. & amp Collar, N. J. La deforestación predice el número de aves amenazadas en el sudeste asiático insular. Contras. Biol. 11, 382–394 (1997).

Brooks, T. M., Pimm, S. L. & amp Oyugi, J. O. Retraso entre la deforestación y la extinción de aves en fragmentos de bosques tropicales. Contras. Biol. 13, 1140–1150 (1999).

Laurance, W. F. Introducción y síntesis. Biol. Contras. 91, 101–107 (1999).

Gaston, K. J. & amp Nicholls, A. O. Tiempos probables de extinción de algunas especies raras de aves reproductoras en el Reino Unido. Proc. R. Soc. Lond. B 259, 119–123 (1995).

Turner, I. M. Pérdida de especies en fragmentos de bosques lluviosos tropicales: una revisión de la evidencia. J. Appl. Ecol. 33, 200– 209 (1996).

Pimm, S. L. & amp Askins, R. A. Las pérdidas forestales predicen la extinción de aves en el este de América del Norte. Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 92, 9343–9347 (1995).

Cowlinshaw, G. Predicción del patrón de disminución de la diversidad de primates africanos: una deuda de extinción por deforestación histórica. Contras. Biol. 13, 1183–1193 (1999).

Newmark, W. D. Insularización de parques de Tanzania y extinción local de grandes mamíferos. Contras. Biol. 10, 1549–1556 (1996).

Tilman, D., May, R. M., Lehman, C. L. & amp Nowak, M. A. La destrucción del hábitat y la deuda de extinción. Naturaleza 371, 65–66 (1994).

Stattersfield, A. J., Crosby, M. J., Long, A. J. y Wege, D. C. Áreas endémicas de aves del mundo: prioridades para la conservación de la biodiversidad (Birdlife International, Cambridge, Reino Unido, 1998).

Dinerstein, E. et al. The Global 200: Ecorregiones clave para salvar la vida en la Tierra (Fondo Mundial para la Naturaleza-Estados Unidos, Washington DC, 1996).

Mittermeier, R. A., Myers, N., Thomsen, J. B., da Fonseca, G. A. B. & amp Olivieri, S. Puntos críticos de biodiversidad y áreas silvestres tropicales importantes: enfoques para establecer prioridades de conservación. Contras. Biol. 12, 516– 520 (1998).

James, A. N., Gaston, K. J. y Balmford, A. Equilibrio de las cuentas de la Tierra. Naturaleza 401, 323–324 (1999).

Myers, N. Levantando el velo de los subsidios perversos. Naturaleza 392, 327–328 (1999).


La biodiversidad es fundamental para mantener ecosistemas saludables

Los investigadores han encontrado pruebas claras de que las comunidades biológicas ricas en especies son sustancialmente más sanas y productivas que las que carecen de especies.

Utilizando nuevas técnicas científicas, el ecólogo investigador del Servicio Geológico de EE. UU. Jim Grace y un grupo de científicos internacionales han resuelto un debate de larga data sobre si la diversidad de especies es necesaria para un ecosistema saludable.

Los científicos han planteado durante mucho tiempo la hipótesis de que la biodiversidad es de importancia crítica para la estabilidad de los ecosistemas naturales y su capacidad para proporcionar beneficios positivos como la producción de oxígeno, la génesis del suelo y la desintoxicación del agua a las comunidades de plantas y animales, así como a la sociedad humana. De hecho, debido a que esta suposición es intuitivamente cierta para el público en general, muchos de los esfuerzos de las agencias de conservación de todo el mundo se basan en la suposición de que esta hipótesis está científicamente probada. Aunque los estudios teóricos han apoyado esta afirmación, los científicos han luchado durante el último medio siglo para aislar claramente tal efecto en el mundo real. Este nuevo estudio hace precisamente eso.

“Este estudio muestra que no se pueden tener ecosistemas productivos y sostenibles sin mantener la biodiversidad en el paisaje”, dijo Grace.

Los científicos utilizaron los datos recopilados para esta investigación por un consorcio global, Nutrient Network, de más de mil parcelas de pastizales que abarcan los cinco continentes. Utilizando avances recientes en métodos analíticos, el grupo pudo aislar el efecto sobre la biodiversidad de los efectos de otros procesos, incluidos los procesos que pueden reducir la diversidad. Utilizando estos datos con “modelos integradores”, integrando las predicciones de múltiples teorías en una sola modelo: los científicos detectaron las señales claras de numerosos mecanismos subyacentes que vinculan la salud y la productividad de los ecosistemas con la riqueza de especies.

“La capacidad de explicar la diversidad en el número de especies es tremendamente importante para posibles aplicaciones de conservación”, dijo Grace. “El nuevo tipo de análisis que desarrollamos puede predecir cómo tanto las acciones de manejo específicas (como la reducción de material vegetal mediante la siega o el aumento de la fertilidad del suelo mediante la fertilización), como los cambios en las condiciones climáticas, pueden alterar tanto la productividad como el número de especies . "

Según Debra Willard, Coordinadora del Programa de Investigación y Desarrollo Climático del USGS, “Estos resultados sugieren que si el cambio climático conduce a una reducción de especies o diversidad genética, lo cual es una posibilidad real, eso podría conducir a una reducción de la capacidad de los ecosistemas para responder a tensiones adicionales ".

Como muestra de la conciencia mundial sobre este tema, recientemente se creó la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas para ayudar a los responsables de la formulación de políticas a comprender y abordar los problemas derivados de la pérdida mundial de la biodiversidad y la degradación de los ecosistemas.

El artículo, "El modelado integrativo revela mecanismos que vinculan la productividad y la riqueza de especies de plantas", está disponible en línea en la revista Nature.


La biodiversidad

@. Biodiversidad- definición: "Variabilidad entre organismos vivos"
@. La biodiversidad es la variedad y variabilidad de géneros, especies y ecosistemas entre y dentro de
@. Es el número de organismos diferentes y su frecuencia relativa en un ecosistema.
@. El término Biodiversidad es acuñado por Walter Rosen, 1985
@. Aproximadamente 50 millones de sps. de plantas, animales y microbios existen en el mundo
@. Entre estos, solo 2 millones se han identificado hasta ahora.

@. La biodiversidad también incluye: Variabilidad de género, Variabilidad de variedades, Variabilidad de especies, Variabilidad de poblaciones en diferentes ecosistemas, Variabilidad en abundancia relativa de especies
@. El conocimiento de la biodiversidad es fundamental para sostenible utilización de recursos
@. Los recursos biológicos nos proporcionan: Alimentación, ropa, casa, combustible, medicina e ingresos

Niveles de biodiversidad:

@. La biodiversidad se puede considerar en TRES niveles

(1). Diversidad genetica: Variación genética dentro de las especies, tanto entre individuos dentro de una sola población como entre poblaciones separadas geográficamente

(2). Diversidad de especies: La biodiversidad cubre toda la gama de especies de la tierra. Incluye todas las especies, microbios, virus, bacterias para animales y plantas.

(3). Diversidad de ecosistemas / comunidades: La biodiversidad también incluye variaciones en las comunidades geográficas. Esto incluye: Variaciones en la comunidad en la que vive la especie, El ecosistema en el que existe la comunidad, Interacción dentro y entre componentes bióticos y abióticos.

Tipos de biodiversidad:

Existen diferentes tipos de biodiversidad que se pueden observar en la naturaleza, son

(1). Diversidad genetica: diversidad en los alelos de un solo gen

(2). Diversidad de organismos: diferencias en morfología, anatomía, comportamiento de organismos

(3). Diversidad de población: variaciones observadas parámetros ecológicos cuantitativos como frecuencia, densidad, abundancia, etc.

(4). Diversidad de especies: Mide las variaciones del número de especies en diferentes géneros en un hábitat particular

(5). Diversidad comunitaria: variabilidad entre la composición de la comunidad y el ecosistema y variaciones en las interacciones ecológicas

(6). Diversidad de ecosistemas: se ocupa de las variaciones de la interdependencia de los factores bióticos y abióticos en el ecosistema

(7). Diversidad paisajística: mide la composición de especies en diferentes paisajes

(8). Diversidad biogeográfica: diversidad observada en la historia geológica y geográfica durante un largo período de tiempo

Midiendo la biodiversidad:

Ø. Al nivel más simple: la biodiversidad es la riqueza de especies

Ø. Varios niveles / parámetros de medición de la biodiversidad son:

(1). Diversidad alfa

(2). Diversidad beta

(3). Diversidad gamma

(1). Diversidad alfa:

Ø La diversidad alfa se refiere a número de especies en una sola comunidad en un momento determinado

Ø La diversidad alfa se llama mejor como riqueza de especies

Ø La diversidad alfa se utiliza para comparar el número de especies en diferentes comunidades.

(2). Diversidad beta:

Ø Es la medida del grado de cambio en la composición de las especies junto con un gradiente ambiental.

Ø Ejemplo: La diversidad beta es alta, si la composición de especies de las comunidades de musgo cambia sucesivamente en elevaciones más altas en la ladera de una montaña. La diversidad beta es baja si las mismas especies de musgo ocupan toda la ladera de la montaña

(3). Diversidad gamma:

Ø La diversidad gamma se aplica a gran escala geográfica

Ø La diversidad gamma es la tasa a la que se encuentran especies adicionales como reemplazos geográficos dentro de un tipo de hábitat en diferentes localidades.

Ø La diversidad gamma es una tasa de rotación de especies con la distancia entre sitios de hábitat similar o con áreas geográficas en expansión ”

Usos de la biodiversidad:

Ø La biodiversidad, además de su importancia ecológica, proporciona un activo socioeconómico para la nación.

Ø Los usos relacionados con la biodiversidad se pueden agrupar en tres categorías:

(1). Uso productivo

(2). Uso consuntivo

(3). Uso indirecto

(1). Uso productivo:

Ø Productos recolectados comercialmente de la biodiversidad para su intercambio en el mercado

Ø El valor productivo de la biodiversidad está relacionado con el ingreso nacional

Ø La biodiversidad proporciona: combustible, madera, pescado, forrajes, frutas, miel, cereales, plantas medicinales, etc.

Ø En India, los ingresos de la biodiversidad son casi el 30% (736,88 mil millones de rupias, 1994-95)

(2). Uso consuntivo:

Ø El uso consuntivo de la biodiversidad se refiere a productos naturales que se consumen directamente

Ø Son mercancías que no entran en la circulación normal del comercio.

Ø Ejemplo: productos forestales no maderables, Miel recolectada de los bosques, Medicina recolectada de los bosques

(3). Uso indirecto:

Ø El uso ilegal es el uso más significativo de la biodiversidad.

Ø Este valor se relaciona principalmente con funciones de ecosistema

Ø La biodiversidad es fundamental para: Equilibrio ecológico, constancia de las características climáticas y mantenimiento del suelo.

Importancia / Importancia de la biodiversidad:

Ø La biodiversidad indica variaciones de formas de vida (especies, ecosistema, bioma)

Ø La biodiversidad indica la salud del ecosistema

Ø La biodiversidad es en parte un funcionamiento del clima

Ø La biodiversidad brinda servicios como: Calidad y pureza del aire, Clima y estaciones, Purificación de agua, Polinización y dispersión de semillas, Prevención de la erosión

Ø Los beneficios no materiales de la biodiversidad son: valores espirituales, valores estéticos, sistemas de educación y conocimiento

Ø En la agricultura, la biodiversidad ayuda a la recuperación de los principales cultivos cuando está bajo un ataque severo de enfermedades o plagas.

Ø La biodiversidad también actúa como almacén de germoplasma de plantas de importancia comercial

Ø Aproximadamente el 80% del suministro de alimentos de los seres humanos proviene de 20 tipos de plantas, pero el ser humano utiliza al menos 40.000 especies, todas ellas forman parte de la biodiversidad.

Ø Hay más productos vegetales por descubrir de la diversidad, se mantienen ocultos en la profundidad de la riqueza de especies.

Ø La biodiversidad también apoya el descubrimiento de fármacos para enfermedades modernas

Ø La mayoría de las drogas que ahora se comercializan se derivan directa o indirectamente de recursos biológicos

Ø Aproximadamente el 50% de las drogas que se usan en EE. UU. Se derivan de la biodiversidad

Ø Según la OMS, el 80% de la población mundial depende de los medicamentos de la naturaleza (la biodiversidad es parte integral de la naturaleza)

Ø Muchos materiales industriales se derivan de fuentes biológicas. Estos incluyen materiales de construcción, fibras, tintes, caucho y aceite.

Ø La biodiversidad proporciona seguridad de recursos como agua, madera, papel, fibra y alimentos.

Ø Actividades recreativas de apoyo a la biodiversidad como la observación de aves y el transporte por camión

Ø La biodiversidad también inspira a músicos, pintores y escritores

Ø La jardinería, la pesca y la recolección de especímenes dependen de la biodiversidad.

Ø La biodiversidad sustenta muchos servicios de los ecosistemas que no son fácilmente visibles

Ø La biodiversidad tiene un papel inmenso en la regulación de la química de nuestra atmósfera y suministro de agua.

Ø Biodiversidad Ayuda en la purificación del agua, reciclando nutrientes y proporcionando suelo fértil


Biología

Si desea ser parte de la nueva y emocionante era de la tecnología y el big data en biología para mejorar la calidad de la vida humana y preservar la biodiversidad, UC Santa Cruz es para usted. Aquí estudiará junto con expertos líderes en el mundo que utilizan herramientas y técnicas líderes en el mundo para descubrir fenómenos biológicos, como el desarrollo embrionario, el crecimiento celular, la función cerebral y la dinámica de los ecosistemas, que alguna vez parecieron misterios sin solución.

  • Exploración biomédica a través de nuestras Experiencias de investigación de pregrado basadas en cursos (CURE) a los recursos ecológicos y ambientales del Santuario Marino Nacional de la Bahía de Monterey, como el buceo con mamíferos marinos.
  • Más de 30 cursos de campo y de laboratorio que exploran el mundo, como el curso de campo de ecología ártica resistente o Marine Ecology Field Quarter
  • Requisitos de proyectos de investigación independientes dirigidos antes de la graduación
  • Fuertes lazos de pasantía para adquirir experiencia en el mundo real con:
    • Médicos locales, proveedores de atención médica y empresas de biotecnología en Silicon Valley
    • Centros de investigación gubernamentales ubicados en nuestro campus de ciencias costeras, como NOAA Fisheries, el laboratorio del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California y el Centro de Investigación y Atención Veterinaria de Vida Silvestre Marina

    Mentoría de investigación

    Facilidades de ivestigación

    Cursos de investigación

    Las investigaciones actuales y las ofertas de cursos incluyen lo último en biología molecular de ARN, aspectos moleculares y celulares de la genética y biología del desarrollo, neurobiología, bioquímica microbiana, biología vegetal, comportamiento animal, fisiología, evolución, ecología y biología marina. Explore las ofertas de cursos actuales en:


    ¿Por qué es importante la biodiversidad?

    La humanidad debe detener el ritmo de la extinción de la vida silvestre, o enfrentarse a la extinción misma, según un creciente cuerpo de investigación.

    En un momento en que más de 1 millón de especies están en riesgo de extinción, y los vínculos entre la salud humana y la salud del planeta son claros, lo que está en juego nunca ha sido tan grande, dicen los expertos.

    Pero, ¿cómo es exactamente la biodiversidad tan importante para la humanidad? ¿Por qué la biodiversidad es necesaria para la estabilidad del planeta? Puede que no sea evidente por sí mismo, así que aquí hay cinco razones.

    1. La vida silvestre sustenta los ecosistemas saludables de los que dependemos.

    Los investigadores en conservación Paul R. y Anne Ehrlich postularon en la década de 1980 que las especies son para los ecosistemas lo que los remaches son para el ala de un avión. Es posible que perder uno no sea un desastre, pero cada pérdida aumenta la probabilidad de un problema grave.

    Ya sea en una aldea del Amazonas o en una metrópolis como Beijing, los seres humanos dependen de los servicios que brindan los ecosistemas, como agua dulce, polinización, fertilidad y estabilidad del suelo, alimentos y medicinas. Es menos probable que los ecosistemas debilitados por la pérdida de biodiversidad brinden esos servicios, especialmente dadas las necesidades de una población humana en constante crecimiento.

    Un ejemplo de esto es el lago Turkana de Kenia, el lago desértico más grande del mundo, un hábitat para una variedad de vida silvestre que incluye aves, cocodrilos del Nilo e hipopótamos y una fuente de alimento e ingresos para unas 300.000 personas. El lago está sometido a una gran presión debido a la sobrepesca, la sequía cíclica, los patrones cambiantes de las precipitaciones y la desviación del agua por los desarrollos río arriba, y estos cambios están provocando una pérdida de biodiversidad, una disminución de los rendimientos de la pesca y una capacidad reducida para sustentar a los seres humanos. Sin métodos de conservación establecidos, este podría ser el destino de muchos más ecosistemas.

    2. Mantener intactos los ecosistemas biodiversos ayuda a los seres humanos a mantenerse sanos.

    Las investigaciones indican que existe un vínculo estrecho entre los brotes de enfermedades y la degradación de la naturaleza.

    El setenta por ciento de las enfermedades virales emergentes se han propagado de animales a humanos. A medida que el comercio mundial de vida silvestre continúa y los proyectos de desarrollo se expanden más profundamente en los bosques tropicales, los seres humanos están aumentando su exposición a los animales salvajes y las enfermedades que pueden transmitir. Por ejemplo, la pandemia de COVID-19 probablemente se puede originar en un mercado de pescado y animales salvajes en Wuhan, China. Esto demuestra que debemos cuidar la naturaleza para cuidarnos a nosotros mismos.

    La deforestación también está acelerando la degradación del clima, lo que a su vez puede impulsar la propagación de enfermedades al permitir que los portadores de enfermedades, como los mosquitos, amplíen su distribución geográfica e infecten nuevas poblaciones de seres humanos.

    Con COVID-19, hemos visto el daño que las enfermedades pueden causar no solo a la salud humana, sino también a la economía global. Al proteger la biodiversidad en los ecosistemas de la Tierra, los países podrían salvar vidas y ahorrar dinero, al tiempo que ayudarían a prevenir futuras pandemias.

    3. La biodiversidad es una parte esencial de la solución al cambio climático.

    En un estudio histórico publicado en 2017, un grupo de investigadores dirigido por Bronson Griscom, que investiga soluciones climáticas naturales en Conservation International, descubrió que la naturaleza puede generar al menos el 30 por ciento de las reducciones de emisiones necesarias para 2030 para prevenir una catástrofe climática. La protección de la biodiversidad juega un papel fundamental para lograr estas reducciones de emisiones.

    La destrucción de los ecosistemas forestales es responsable del 11 por ciento de todas las emisiones globales de gases de efecto invernadero causadas por los humanos, por lo que la conservación de los bosques detendría la liberación de estos gases a la atmósfera. Los árboles y las plantas también almacenan carbono en sus tejidos, por lo que es aún más necesario protegerlos.

    Algunos ecosistemas, como los manglares, son particularmente buenos para almacenar carbono y mantenerlo fuera de la atmósfera, donde contribuye al cambio climático. Los bosques y los ecosistemas de humedales proporcionan amortiguadores cruciales para las tormentas extremas y las inundaciones relacionadas con el cambio climático. Estos ecosistemas son complejos, lo que significa que funcionan mejor y son más resistentes a los efectos del cambio climático, cuando todas las piezas del ecosistema están en su lugar, lo que significa que la biodiversidad está intacta.

    “Con una inversión relativamente pequeña, los bosques de alta biodiversidad y otros ecosistemas pueden conservarse y restaurarse como un medio poderoso para frenar el cambio climático y, al mismo tiempo, ayudar a las comunidades a hacer frente a las tormentas asociadas, las inundaciones y otros impactos”, dijo Langrand.

    4. La biodiversidad es buena para la economía.

    Al menos el 40 por ciento de la economía mundial y el 80 por ciento de las necesidades de los pobres se derivan de los recursos biológicos.

    En total, las industrias alimentaria, forestal comercial y del ecoturismo podrían perder 338.000 millones de dólares al año si la pérdida de biodiversidad continúa al ritmo actual. Alrededor del 75 por ciento de los cultivos alimentarios mundiales dependen de animales e insectos como las abejas para polinizarlos, pero muchas de estas poblaciones de polinizadores están en declive, lo que podría poner en riesgo más de 235.000 millones de dólares en productos agrícolas.

    Mientras tanto, la iniciativa de Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad (TEEB) estima que las oportunidades comerciales sostenibles globales derivadas de la inversión en recursos naturales podrían tener un valor de entre 2 y 6 billones de dólares para 2050.

    Millones de personas también dependen de la naturaleza y las especies para su sustento diario. Esto es particularmente cierto para las comunidades en dificultades de los países en desarrollo, que a menudo recurren a los ecosistemas de alta biodiversidad como fuente de alimentos, combustible, medicinas y otros productos elaborados con materiales naturales para su propio uso y como fuente de ingresos. El turismo relacionado con la naturaleza también es un importante generador de ingresos para muchas personas.

    5. La biodiversidad es una parte integral de la cultura y la identidad.

    Las especies suelen ser parte integral de las identidades religiosas, culturales y nacionales. Todas las religiones principales incluyen elementos de la naturaleza y 231 especies se utilizan formalmente como símbolos nacionales en 142 países. Desafortunadamente, más de un tercio de esas especies están amenazadas, pero el águila calva y el bisonte americano son ejemplos de éxitos de conservación debido a su papel como símbolos nacionales. Los ecosistemas como los parques y otras áreas protegidas también brindan recreación y un recurso de conocimiento para los visitantes, y la biodiversidad es una fuente frecuente de inspiración para artistas y diseñadores.

    Julie Shaw es directora de comunicaciones del Critical Ecosystem Partnership Fund. El CEPF es una iniciativa conjunta de la Agencia Francesa de Desarrollo, Conservación Internacional, la Unión Europea, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el Gobierno de Japón y el Banco Mundial.


    Preguntas frecuentes sobre biología de la conservación

    La biología de la conservación es una ciencia orientada a una misión que se centra en cómo proteger y restaurar la biodiversidad o la diversidad de la vida en la Tierra. Al igual que la investigación médica, la biología de la conservación se ocupa de cuestiones en las que la acción rápida es fundamental y las consecuencias del fracaso son grandes. Para preservar la biodiversidad, los científicos deben responder a tres preguntas generales. Primero, ¿cómo se distribuye la diversidad de la vida en el planeta? En segundo lugar, ¿qué amenazas enfrenta esta diversidad? Third, what can people do to reduce or eliminate these threats and, when possible, restore biological diversity and ecosystem health?

    ¿Qué es la biodiversidad?

    Biodiversity has three components:

    1. All forms of life: biodiversity includes all living things -- including bacteria, fungi, plants, insects and other invertebrates, and vertebrates -- regardless of how similar they are to other species or how useful they are to people.
    2. All levels of organization of living things: biodiversity includes individual organisms and their genetic material groups of similar organisms, such as populations and species and groups of species in communities, ecosystems and landscapes (groups of adjacent ecosystems).
    3. All the interactions among the forms of life and their levels of organization: biodiversity is more than just the parts of a living system, such as genes, individuals and species -- biodiversity also includes the ways the various parts interact with each other, including competition, predation and symbiosis.
    Why do scientists say there is a biodiversity crisis?

    Scientists say there is a biodiversity crisis because the current rate of extinction is roughly 100-1,000 times faster than the natural rate. Besides diminishing the natural world around us, scientists believe that this loss of biodiversity will harm people. This is because we depend on nature for food, medicines (such as cancer treatments), industrial products (such as oils and resins), and vital ecosystem services (such as water purification, erosion control, and climate control).

    The rate of extinction has accelerated throughout human history, and biodiversity loss is occurring throughout the world. More than 1,000 species are known to have gone extinct in the last 400 years, including the Passenger Pigeon and Stellar's Sea Cow. In addition, many subspecies have gone extinct. Subspecies are genetically distinct populations of a species and can be very different from each other. For example, the Greater Prairie Chicken and the Heath Hen are both subspecies of Tympanuchus cupido, and they are different sizes and live in different habitats. The Greater Prairie Chicken is larger and lives in the prairies of the Midwest, while the Heath Hen, which went extinct in 1932, was much smaller and inhabited coastal heath land from Massachusetts to Virginia.

    Moreover, many other species and subspecies have declined so much that they are also in danger of going extinct. However, as dire as this sounds, there is some hope: because people are causing the current accelerated rate of extinction, we also have it within our power to slow it down or even stop it.

    Why is biodiversity valuable?

    Most conservation biologists recognize that biodiversity is valuable in two ways:
    Biodiversity has utilitarian value because it benefits people directly and maintains interactions between the living and non-living parts of the environment. For example, biodiversity has provided plants for crops that feed billions of people, as well as decomposing organisms (such as bacteria and fungi) that release nutrients from organic material into soil and water.
    Biodiversity also has inherent value to many people. In other words, it has worth beyond the goods and services it provides humans and ecosystems.

    Why does biodiversity consist of several parts: genetic diversity, species diversity and ecosystem diversity?

    The term "biodiversity" literally means "the diversity of life." This diversity occurs at three levels: genetic, species, and ecosystem. No one form of biodiversity is more important or more correct than any other. Rather, each represents a particular level of organization -- from the microscopic to the landscape -- that plays a unique role in how we can understand and appreciate all of the patterns and processes of life on Earth.

    Genetic diversity: Individuals of the same species can have a variety of genetic traits, which can make the individuals different from each other. For example, some individuals may look different from each other while others may be more resistant to disease. Genetic diversity can allow individuals and populations to adapt to local environmental conditions. In addition, the loss of genetic diversity makes a species more prone to extinction.

    Species diversity: Different regions of the Earth have different types and numbers of species (see "What is a species?"). For example, while the Arctic tundra contains fewer species than a tropical rainforest, these species are still important because they are adapted to the environmental conditions that are unique to this ecosystem. All of the different types of species distributed around the globe contribute to the patterns of life on Earth.

    Ecosystem diversity: Different regions of the Earth also have different types and numbers of ecosystems (see "What is an ecosystem?"). The diversity of ecosystems is important because different ecosystems have different properties for example, wetlands purify water and forests take up carbon dioxide from the atmosphere. In addition, ecosystems have patterns and properties that cannot be completely understood just by looking at the individual species. For example, by taking up carbon dioxide, forest ecosystems could help control global warming.

    ¿Qué es una especie?

    Life is so diverse that there is not a single definition of "species" that fits every organism. For organisms that reproduce sexually, a species is usually defined as a group of individuals that have the potential to produce fertile offspring. A classic example of this is the horse and the donkey, which are considered to be different species because even though they can breed with each other, they produce sterile offspring (mules).

    However, there are some limitations to this way of defining species. For example, it can often be difficult to tell for sure whether a group of organisms has the potential to breed with each other, perhaps because some of them may be geographically isolated from each other. Moreover, the "fertile offspring" definition obviously does not apply to organisms that reproduce asexually, such as bacteria and some plants. Therefore, a species can also be defined as a collection of individuals that share particular physical or genetic traits.

    Finally, biologists sometimes revise the way organisms are grouped into species. This is because new groupings can make more sense as we discover whether organisms actually produce fertile offspring, and learn more about the similarities/differences among organisms' traits.

    What does endangered mean?

    Under the 1973 Endangered Species Act (for more information on the Endangered Species Act go to http://www.epa.gov/region5/defs/html/esa.htm), a species is listed as endangered if it is "in danger of extinction throughout all or a significant portion of its range." Such species are more imperiled than threatened species, or those that are "likely to become endangered species within the foreseeable future." The status of a species (unlisted, threatened, or endangered) can change as we learn more about it or as we implement its recovery plan.

    Why is protecting any one species important?

    There are three answers to this question. First, if you believe that biodiversity has inherent value, then each species is valuable and should be protected from extinction. Second, the extinction of a single species may decrease the utilitarian value of nature. For example, if the species has economic value, its extinction clearly results in an economic loss.

    Furthermore, if the species is important to other species or for the maintenance of important ecosystem characteristics, then its extinction can have undesirable cascading effects. For example, beavers dam streams and create networks of ponds that provide habitat for species like fish and ducks and that improve water quality and prevent erosion. The loss of beavers, therefore, would result in the loss of other species as well as of the ecosystem services provided by the habitat they create.

    What is an ecosystem and how is it relevant to conservation biology?

    An ecosystem comprises living and non-living components that interact with each other, such as plants and animals with nutrients, water, air and sunlight. Ecosystems range in size from a few square meters to millions of square kilometers. There are no set ecosystem boundaries, rather they are defined by the particular component(s) that biologists are interested in. For example, a biologist who wants to know how residential development has affected the fish in a stream ecosystem might study the small streams that feed into a large stream as well as the surrounding land. Such an ecosystem would cover many square kilometers and would include hundreds of living and non-living components.

    While conservation traditionally focused on protecting single species, current practitioners often focus on protecting entire ecosystems or even groups of adjacent ecosystems, or landscapes. This trend increases the probability that we will protect the large-scale processes (such as nutrient cycling) that biodiversity depends on.

    How do biologists measure biodiversity?

    Because it is impractical or impossible to count every individual in most populations or communities (groups of populations), biologists measure biodiversity by first sampling the organisms and then extrapolating to estimate the total number of organisms. For example, to compare the number of bird species in different types of forest, biologists record the number and species of individual birds encountered at randomly selected locations within each forest type. Population biologists compare the average density of the individual species in each forest type. Community biologists compare the average number of species in a given area, such as a square meter or square kilometer, or the diversity index in a given area. The higher the diversity index, the more species and the more even the distribution of individual organisms among these species. Biologists interested in genetic or ecosystem diversity rely on similar sampling procedures and diversity indices.

    What are biodiversity hotspots and where are they concentrated?

    Biodiversity hotspots are areas that have large numbers of species and/or have many species that are not found anywhere else (endemic species). Conservation efforts in hotspots can protect or restore a relatively large part of the total biodiversity worldwide. Most biologists recognize about 25 global biodiversity hotspots that have many species as well as many endemic species. Most hotspots are in tropical regions, including the Amazon Basin, Central America, the Caribbean Islands, Western Africa, Madagascar, Western India and Southeast Asia. Many of these regions are hotspots because they have species-rich rainforests and coral reefs. However, there are also non-tropical biodiversity hotspots, including Central Chile, the Mediterranean Basin, South Africa, Eastern Europe, Central China, Western Australia, New Zealand and the Pacific Coast of the United States. Other hotspots in the U.S. include the southeastern region, California, and Hawaii.

    What are the main threats to biodiversity?

    The main threats to biodiversity are habitat loss and fragmentation, habitat degradation, introduced species, and over harvesting.

    Habitat loss and fragmentation result from many processes including development, clearing land for agriculture, water diversion and logging. As more habitat is lost, the remaining fragments shrink and become more isolated from each other. This can keep animals from moving among fragments, which can increase inbreeding which results in decreased genetic diversity.

    Habitat degradation involves disturbing key habitat features, such as extensive erosion or adding toxins to the soil or water. The most common causes of degradation are pollution and human recreation, such as off-road vehicles. Because habitat degradation is more subtle than habitat loss, its effects are often overlooked.

    Introduced species are those that people have intentionally or inadvertently moved beyond their native range. Introduced species can wreak havoc on native species and ecosystems. For example, an introduced predator can eradicate native species that lack the ability to recognize or avoid it &ndash after being introduced to several Caribbean islands, the mongoose led to the extinction of many reptiles and ground-nesting birds. In addition, introduced species can threaten native species by competing for limited resources such as space and water -- in the eastern United States, zebra mussels have endangered or led to the extinction of many native freshwater mussels by growing on top of them and so preventing them from feeding as well as by filtering so many food particles out of the water that the natives starve.

    Over harvesting means hunting, fishing or collecting so many individuals from a species that it can no longer reproduce enough to withstand the harvest. Over harvesting has caused the extinction of many species worldwide, including the Passenger Pigeon in North America, the Great Auk throughout the North Atlantic, the Tasmanian wolf in Australia, the Moa in New Zealand, and the Dodo of the Indian Ocean island of Mauritius.

    What are the best ways to conserve biodiversity?

    The best way to conserve biodiversity is to protect it before it becomes endangered. To conserve biodiversity, we must:

    • Stop over harvesting species, such as elephants, rhinos, and tigers, leopards and other big cats
    • Stop destroying habitats
    • Stop polluting and otherwise disturbing habitats and
    • Stop spreading non-native species.

    We can also conserve biodiversity by reversing damage that has already been done. For example, we can restore natural communities by reintroducing native species and controlling invasive non-native species.

    What are the best ways to conserve biodiversity?

    Your library and local bookstore are good places to start. They have many books and magazines on these topics, ranging from descriptions of particular species and ecosystems to general discussions of biodiversity and conservation around the world. In addition, nature centers, natural history museums, zoological and botanical gardens, and aquariums also have a variety of activities and programs to help you learn more about the diversity of life on Earth. Many of these programs focus on the biodiversity of the local region or globe, and what you can do to help protect and restore it. Many organizations also have educational web sites with information about biodiversity (see "Conservation biology links"). Perhaps the best way to learn about biodiversity is to learn through direct experience. Visiting parks and natural areas either where you live or while you travel will help you gain a deeper understanding of biodiversity, and an appreciation for how you are connected to the full scope of life on Earth.

    What can I do to help conserve biodiversity?

    It's generally easiest to help conserve biodiversity in your local area or region. Before you actually do anything, you need to learn both about the local threats to biodiversity and about the most effective ways that you can counteract those threats. Begin by contacting or reading material from regional government natural resource agencies, non-governmental conservation organizations with regional offices (such as The Nature Conservancy), and regional universities or colleges with conservation biologists on the faculty.

    There are five easy ways that you can help conserve biodiversity:

    1. Personal behavior: Examples include turning your yard into a natural habitat by removing non-native species and landscaping with native plants reducing waste production by buying products with less and/or recyclable packaging, recycling household goods, and composting vegetable waste for garden or flowerbed fertilizer and limiting natural resource consumption and pollution by using public or non-motorized transportation, using fuel efficient vehicles, making your residence energy efficient, and disposing of chemicals properly rather than dumping them in sewers
    2. Political activism: educate politicians on biodiversity issues and support politicians with good conservation records
    3. Neighbor education: teach your neighbors about biodiversity, telling them why and how we should conserve it
    4. Field assistance: for example, you can help monitor populations to identify those that are at risk of declining, and you can help restore native vegetation on public land
    5. Monetary support: contribute funds dedicated to conservation on tax or vehicle registration forms.
    Where can I learn about how to become a conservation biologist?

    Professional conservation biologists have at least a bachelor's degree in a conservation-related field, and most also have a master&rsquos degree or a PhD. Talking to a conservation educator is the best way to learn about which educational path to take.

    If you live near a college or a university, check relevant departments (such as biology, zoology, botany, natural resource management, wildlife science, and environmental science/studies) to see if any of the faculty members describe themselves as conservation biologists.


    Ver el vídeo: Qué es la BIODIVERSIDAD? Fácil y Rápido. BIOLOGÍA (Agosto 2022).