Artículos

Problemas de digestión


La indigestión es una alteración de las funciones digestivas. Es muy difícil encontrar una persona que nunca haya tenido indigestión, y para la mayoría de las personas es solo una molestia pasajera.

Sin embargo, para algunas personas, los síntomas de la indigestión pueden ser tan graves que interfieren con la actividad diaria, lo que afecta la calidad de vida.

En una breve indigestión, podemos sentirnos llenos después de una comida opulenta, por lo tanto, un poco de alivio después de eliminar algunos eructos. Parte del aire eructado proviene del aire ingerido, y una parte importante proviene de las reacciones químicas en el estómago y del consumo de bebidas gaseosas.

Una indigestión más persistente puede conducir a problemas de salud graves que están relacionados con producción excesiva de ácido estomacal. Por lo tanto, si "la válvula" que separa el esófago del estómago está en problemas, el jugo producido por el estómago puede subir al esófago, causando una sensación de "ardor" que puede irradiarse a la garganta. Por la noche, esto suele ser un problema, ya que perjudica el descanso.

El reflujo constante de ácido y pepsina en el esófago puede causar una inflamación conocida como esofagitis. Además, una indigestión más persistente puede provocar una enfermedad generalizada en la población, la úlcera.